Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

x

Se esta mandando tu mensaje...

Entrevista a Iván Puago

Almacenes Recinsa

Conoce mejor nuestros almacenes automatizados.

Hoy en día, el almacén es un elemento estratégico que exige una eficiente gestión y un exhaustivo control del mismo. Por ello, es fundamental la aplicación de tecnologías de automatización que permiten a Recinsa optimizar el espacio y mejorar el servicio, evitando errores y reduciendo al mínimo el tiempo de expedición de los productos. Gestionar un almacén implica controlar exhaustivamente la entrada (recepción), ubicación (almacenamiento), movimientos y salida de las mercancías. Entrevistamos a Iván Puago para conocer algunas características de la aplicación de sistemas automatizados a los almacenes de Recinsa.


¿En qué se diferencia un almacén convencional de uno automatizado?

Contamos con distintas formas de almacenaje, en función de los productos a ubicar y de la facilidad de manipulación de éstos. En nuestras actuales instalaciones Centrales, contamos con ambos formatos de almacén por las características de nuestros productos, pero podemos decir que predomina la automatización.

Además, desde hace ya algunos años, realizamos inversiones en gran parte de nuestras Delegaciones nacionales, dotándolas de este tipo de automatismos, con objeto de ofrecer respuestas más ágiles. En resumen: para nosotros, la gran diferencia entre los almacenes convencionales y los automatizados radica en un mayor control logístico y una reducción de espacios.

¿Qué papel desempeña el almacén en el proceso logístico de Recinsa? ¿Cuál es su importancia?

Ofrecemos un servicio ágil, rápido y completo a nuestros clientes, siendo capaces de distribuir nuestros productos en un tiempo récord. En este proceso, el almacén es un elemento fundamental.

Nuestros almacenes compensan los posibles desfases en los diferentes tramos de la escala productiva. La buena gestión que posee Recinsa da equilibrio a todo el proceso, ya que sincroniza las carencias entre el proveedor y la demanda, además de asegurar un suministro permanente a nuestros clientes, cuya satisfacción es nuestro principal objetivo.

Recinsa emplea almacenes automatizados, ¿qué les impulsó a tomar la decisión de construir este tipo de almacén?

Incorporar a nuestros almacenes las últimas tecnologías disponibles, con el objetivo de mejorar la calidad del servicio que ofrecemos a nuestros clientes.

¿Qué características son importantes para Recinsa a la hora de diseñar sus almacenes?

Recinsa necesita un espacio amplio para dar cabida a su gran stock (posiblemente el más completo a nivel nacional). Nuestros clientes disfrutan de una disponibilidad que únicamente es posible gracias a nuestra capacidad organizativa del almacén.

¿Qué secciones presentan los almacenes de Recinsa?

Aunque todos los elementos son fundamentales, los puntos a los que más importancia damos, al margen de la zona puramente de almacenamiento, son:

  • Zona de descarga: Optimizada para hacerla cómoda y no colapsar el almacén.
  • Zona de control de entrada: Control cuantitativo y cualitativo.
  • Zona de envasado o reenvasado: Etiquetado, retractilado y empaquetado.
  • Zona de embalaje: Preparación de paquetes que se enviarán por distintas empresas logísticas.
  • Zona de control de salida: Pesado, etiquetado y comprobación de bultos.
  • Zona técnica: Carga de carretillas.
  • Zona administrativa: Oficinas del almacén.
  • Zona de servicios: Vestuarios, aseos, comedor, zona de descanso, sala de reuniones, etcétera.

¿Qué elementos automatizados se utilizan en los almacenes centrales de Recinsa? ¿Cómo funcionan? ¿Cuáles son sus características?

Como decía anteriormente, siempre tratamos de automatizar todos nuestros procesos al máximo, pero en ocasiones no es del todo posible con objeto de no perder ciertos detalles de personalización de las mercancías destinadas a nuestros clientes.

Actualmente, contamos con un nivel de automatismo en torno al 70% de los procesos que se realizan en el almacén. Los más importantes están todos automatizados pero, por ejemplo, el embalaje final preferimos realizarlo manualmente por ahora.

Sabemos que de todos los procesos que se llevan a cabo en un almacén, el picking o preparación de pedidos es la operación más compleja de automatizar. En el caso de Recinsa, ¿se ha incorporado alguna ventaja?

Sí, disponemos de dos áreas distintas. Una de ellas se sitúa dentro del área de almacenes robotizados. En total hay 12 zonas de 10 metros de altura, de los cuales se dedican 3 metros a esta tarea.

En la zona de almacenaje convencional, este proceso se realiza mediante una máquina móvil elevadora que realiza las tareas de recogida de los productos. De esta forma, sólo necesitamos del trabajo de un operario para ejecutar la labor, añadiendo la ventaja de poder servir varios pedidos en una sola operación.

¿Y en cuanto a embalaje, precintado y etiquetado?

El etiquetado, pesado de la mercancía y flejado final son procesos automáticos, mientras que la labor de embalaje aún continúa siendo manual. Como ya hemos explicado, este elemento se mantiene para conservar la personalización individualizada y por el cuidado de la mercancía.

Ahora que conocemos un poco mejor sus instalaciones, nos gustaría saber mejor cuáles son las ventajas de la automatización de determinados procesos en los almacenes de Recinsa.

La automatización y la incorporación de nuevas tecnologías conlleva una serie de ventajas: se reduce el trasiego de personal por el almacén, se reducen posibles errores humanos en la preparación de los pedidos, se confeccionan distintos pedidos en una sola operación o se realiza un inventario en cuestión de minutos.

Al final, todos estos avances se traducen en una mejora de la calidad del trabajo de nuestros empleados, y se traslada a nuestros clientes, que disfrutan de un servicio de entrega más rápido y fiable.

En Recinsa nuestro objetivo principal es satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por este motivo, debemos cuidar cada pequeño aspecto del servicio que ofrecemos. Con la adopción de nuevos procesos y la implantación de sistemas tecnológicos, Recinsa se mantiene a la vanguardia de la innovación.


Si quieres saber más, no dejes de visitar nuestro vídeo corporativo.

NEWSLETTER

¿Quieres estar al tanto de nuestras novedades? ¡Suscríbete!